Followers

martes, 18 de enero de 2011

What if...

A veces me imagino qué hubiera pasado si hubiera hecho una cosa distinta de la que hice en un momento determinado de mi vida. ¿Y quién no lo ha pensado?

No estaría mal tener una máquina que nos mostrara qué hubiera sido de nuestras vidas si hubiéramos elegido la otra opción, el otro camino.
¿Seríamos más felices o menos de lo que somos ahora?


La respuesta es: nunca lo sabremos.


Lo mejor de todo es que aunque intente deducir qué hubiera pasado, no puedo, porque quizás si hubiera aceptado ese viaje a Canadá ahora sería mucho más extrovertida, menos tímida y seguro que sabría orientarme (y esto último me sería muy, muy útil); pero quizás tampoco tendría muchos de los valores que tengo, y que posiblemente adquirí en ese tiempo.
Quizás todo habría pasado de todos modos, de la misma forma y ahora estaría en la misma situación. O quizás no. Demasiados quizases.


Yo creo que al final no he salido tan mal parada. Y pienso que mi vida es como debería ser, porque yo tengo en mis manos el poder de guiarla. Casi siempre, claro.


So, you wonder what could have happened if you didn't say those words. It doesn't matter anymore. Now you can't change the past. Of course, maybe if you said 'no' or 'yes' that time, your life would have been a lot different, but that is not your life. Your life is what you did, no matter if it was wrong or right. If it was a mistake, hey nobody's perfect!

Some mistakes will probably be the best things that will happen to you. Sometimes, uncontrolled situations turn out to be the kind of things you remember with a smile on your face.

5 comentarios:

  1. Aún pesar de haber tomado algunas decisiones desafortunadas, aprendí a perdonarme y a pensar que tal vez, ese era el camino para un nuevo aprendizaje.

    Cuando pasa el tiempo las cosas se ven distintas, porque cambiamos el lugar desde donde las vemos y, algunas veces -o al menos eso me sucede a mi-, pienso que las decisiones que tomé son mías, nadie me las prestó ni me obligó; y que el resultado soy yo escribiéndote en este preciso instante (y que , por ejemplo, si hubiera tomado un de esas decisiones que decís, podría estar ahora viviendo en Finlandia...)

    A todos nos pasa pensar -"¿y si hubiera...", pero el ser humano es un ser tan extraño, que aún tomando diferentes opciones a las tomadas, pensaría lo mismo.

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Lo importante es vivir el momento, no importa dónde ni cuándo, sólo disfrútalo cómo si fuera el mejor. De esta manera no podrás cuestionarte si fue lo correcto, lo tendrás claro.

    Un besito!

    ResponderEliminar
  3. Tienes mucha razón, son demasiados los quizáses... y nunca lo sabremos.
    Así que debemos afrontar nuestras decisiones y continuar adelante, cueste lo que cueste.
    De todas formas... ¿Quien no se ha arrepentido alguna vez de sus elecciones?

    Un Beso! ;)

    ResponderEliminar
  4. Hay algo en mi blog que lleva tu nombre, pasa a recogerlo.
    Cuatro besos de esquimal.
    Ah, me encanta tu blog, te sigo!
    Y te llamas como yo... jajajajajaj.

    ResponderEliminar
  5. Te aconsejo que veas la película de destino oculto...tiene relación con tu entrada, y posiblemente te guste!!!

    Muchas veces he pensado lo mismo que tú...

    ResponderEliminar