Followers

jueves, 31 de marzo de 2011

A life guide

Queremos ser felices como sea. Bien, después de leer mil pautas para ser feliz, me quedo con la mía propia. Seguro que le faltan mil cosas, pero aquí está lo básico que te recomendaría para levantarte y acostarte con una sonrisa.

Da tantas oportunidades como el corazón te permita.


Escucha un mínimo de media hora de música al día. Túmbate a escucharla, relájate. Ponte de pie y baila esa canción que se te pega tanto. Cántala. Sonríe mientras lo haces.


Abre tu corazón de vez en cuando y con las personas adecuadas.


Ríete de ti mismo. Mucho.


Quiérete. Vas a pasar mucho tiempo metido en ese cuerpo. Con una sonrisa siempre se está más guapo. Mírate en el espejo. Mírate bien. No estás mal, ¿verdad? No tan mal como crees.


Ríete de casi todo. Procura que tus desgracias no lo parezcan. Cuenta anécdotas, aunque te dejes en ridículo a ti mismo.


Ponte serio de vez en cuando, sólo para temas que de verdad lo merezcan.


Disfruta de cada cosa que te pase.


Ponte nervioso, y no intentes tranquilizarte. Eso es señal de que algo emocionante va a pasar.


Intenta que cada día sea especial por algo.

Arriésgate. No hagas de tu vida una rutina.


Haz lo que te apetezca. Siempre. Aunque debes tener metas, y no siempre el camino va a ser el que tú quieres. Pero intenta que te apetezca.


Toma decisiones tontas. Cuando, más tarde, a tu cerebro le dé por pensar la idiotez que has hecho, ignóralo. Si lo hiciste, es porque querías.


Llora cuando lo necesites. También está bien limpiarnos los ojos de vez en cuando.


Descubre a cada persona, descubre lo que piensan y cómo son.

Haz sonreír a todo el que puedas. Obliga a alguien a que sonría. Aunque para ello tengas que poner cara de payaso.


Dalo todo en cada beso. Como si fuera la primera y la última vez que besas.


Mira las cosas desde otro lado, como si nunca antes las hubieras visto. Valora su belleza, como si no fueran a estar ahí siempre.


Mira a la gente a los ojos cuando te habla. Transmite emociones con tus propios ojos. Habla sin abrir la boca. Y consigue que alguien se dé cuenta.


Sueña despierto. No tengas miedo de tus sueños. No siempre lo que soñamos es lo que queremos de verdad, pero la imaginación siempre es una buena aliada contra la sencillez de la rutina.


Despídete con sentimiento. Dalo todo en un reencuentro. Echa a correr hacia alguien.


Di cosas bonitas de vez en cuando. Te sentirás un poco mejor.

Di cosas con doble sentido. Te sentirás un poco más listo, y un poco más sexy.


No intentes parecer perfecto siempre. Todos tenemos fallos. Equivócate de vez en cuando. Eso te hará mejor persona. Más real. Más cercano.

Equivócate hablando, y reconoce tu error con una sonrisa. Equivócate andando, cáete, resbala. Agárrate al de al lado y reíos como si lo estuvierais viendo en televisión.


Vete a la cama soñando despierto. Despiértate como en las películas, esperando un buen día y saltando de la cama. Si tienes que madrugar, levántate despacio, mírate al espejo y regálate una sonrisa a primera hora.


Gusta a la gente por cómo eres en realidad. Di cosas incoherentes, de ésas que se te pasan por la cabeza y no dirías en voz alta.


Da un abrazo de vez en cuando. De los de verdad. De los que te llenan los ojos de lágrimas porque has sentido que son sinceros.


Sé pesado. Sé muy pesado. Si te apetece decirlo, dilo. Si te apetece hablar, habla. Si quieres llamar, adelante.


Haz visitas sorpresa. De ésas que sabes que van a gustar.


Si tienes un mal día, puedes no sonreír, pero no lo hagas esperando que alguien se dé cuenta y te pregunte. Tu decepción será aún mayor y estarás peor.


No te tambalees. No dudes demasiado. Camina seguro por la vida. Seguramente así tengas más resbalones, pero es un riesgo que hay que correr.

miércoles, 23 de marzo de 2011

Let's get physical. Part I

Ya he dicho muchas veces que he cambiado.


A todos nos gusta criticar. Rectifico, normalmente a todas nos gusta criticar.
A mí no me gustaba, sólo lo hacía como acto reflejo. Y se repetía muy a menudo.
Cuando ni siquiera me planteaba empezar a pensar en ello, mis pensamientos insconscientes eran estos: las mujeres que salían en televisión, no eran tan guapas en realidad. Todas estaban operadas, maquilladas, peinadas y retocadas de forma que pareciera que eran perfectas. Aún así, yo siempre veía una nariz demasiado fea, unos ojos demasiado pequeños, unas arrugas delatoras, unos dientes torcidos, unas piernas demasiado flacuchas, o unas caderas demasiado rectas.



No era la única que lo pensaba.
Casi todas las mujeres a mi alrededor pensaban igual.


¿Envidia? Es muy probable. Lo reconozco.






Pero cuando finalmente te miras al espejo de verdad, aprendes a ver a los demás a través de ese mismo espejo.

Y aceptas que estas chicas impresionantes, lo son. Y dejas de sacarles fallos, porque son tan normales como tú. En todas estas fotos aparecen como tú podrías aparecer. Ellas son guapas, y punto. No hay truco. Quizás un poco, pero aunque la mona se vista de seda...


Y ser normal no significa tener fallos, sólo que nadie es perfecto.

El aceptar que alguien es guapo no hace que tú seas menos, que es uno de los miedos de las mujeres.

Se valora tanto el aspecto físico que esto se ha convertido en una competición que sobrepasa las barreras de lo cívico. Y por eso pensamos que tenemos que ser inflexibles con aquellas que puedan ganarnos terreno.

Anyway, this is just the beginning. I still have this horrible tendency to say bad things about these girls. They are awesome, and I know that, but it's not fair when people tend to overestimate them.
It's hard to accept that there can be a lot of girls that are way better than you, but...wait...

...regarding physical beauty, no one's better than the other.


You can be perfect, even if you don't have blue eyes, big breast or thin waist.


And, of course, the appearance is just the start. Then it comes the hardest part, the inside.



To be continued...
P.S.: photos of Scarlett Johansson, Megan Fox, Adriana Lima, Jessica Alba and Katy Perry looking just fabulous.

jueves, 10 de marzo de 2011

Just... don't!

Para los que son más de ver que de leer, os resumiré de qué va a ir esta entrada: dar por hecho cosas es un desastre.

Bien, tras este aceptable resumen, voy a dejar aquí la que creo que es la mejor conversación de la última película que he visto, y que más tarde diré cuál es:

-No estoy acostumbrada a preseguirte. Hija, mírame, por favor. He hablado con la señora Jones, no habrá divorcio. Siempre hay un pequeño periodo de adaptación. Le he asegurado que lo intentarás durante un año.
+Mira esto, madre.
-Spencer también lo intentará. Según su madre, está muy afectado, deberías llamarle.
+Está sonriendo. ¿Crees que es feliz?
-Lo importante es no decírselo a nadie, Elisabeth.
+Parece feliz. Así que qué importa.
-Los trapos sucios no se lavan en público.
+Me gustaría decirte algo. No todo es lo que parece.

Sí, vale, es un poco conversación de besugos (con B), pero me gustó y punto.

Para empezar, pondré un ejemplo, no sé si muy ilustrativo, pero espero que valga.
Después de unos días sin poder utilizar el corazón, al final me acostumbré y cuando ya lo podía usar, no lo hacía.

Y sí, hablaba de mi dedo, para aquellos que ya dábais por hecho que me había puesto sentimental, como siempre.

Por tanto: dar cosas por hecho está mal. Yo no debería haber dado por hecho que ya no podría utilizar mi dedo, y vosotros no deberíais haber dado por hecho que yo hablaba del corazón.

Cuando asumimos cosas sin más, ya esperamos que todo ocurra porque sí, que fluya y que surja automáticamente.

La gente famosa da por hecho que sus fans siempre van a seguir ahí, aunque no se molesten en dirigirles la palabra. Los estudiantes damos por hecho que, sólo porque alumnos de otros años nos hayan dicho que en esa asignatura se aprueba fácil, vamos a aprobar sin hacer casi nada. Tampoco se puede dar por hecho el amor (que se lo digan a Adam Sandler en "50 primeras citas"), ni una amistad, ni que la familia siempre esté ahí.

When you start taking things for granted, you start planning your life. You start thinking that it's always gonna be that way. Of course, some things just don't change, even if you try. But some others aren't always the same. You cannot know if something's gonna be good or bad, just guided by your instincts, not even by things that others tell you. You never know until it's happened.

So... does that mean you can do nothing to change destiny? There's no safe plan for the future, but you can always do something. The only thing I know is that you shouldn't be there, complaining about the future, or just assuming things are gonna be bad. That's not living healthy!


P.D. La película es "La sonrisa de Mona Lisa". Y en mi escena favorita, también di por hecho que iba a pasar algo que en realidad resultó ser lo contrario. Me encantó ese abrazo inesperado que prometía ser un guantazo en toda regla. Maggie Gyllenhaal estuvo genial, fue toda una lección de amistad.


lunes, 7 de marzo de 2011

Be a Freak

Yo antes no era así. De verdad, era lo que se considera una persona normal. Pero, afortunadamente, ahora me estoy convirtiendo en una freak. Y no me gusta, me encanta.
No es que esté mal ser normal, pero a veces hay que cambiar de perspectiva frente a la vida, hay que tomársela con otro aire, hay que... ser un poco friki.

Ya sé, ya sé... todos somos freaks de algo en particular. Algunos fueron freaks de Pokémon, otros prefirieron Digimon; algunos son freaks de la Coca-Cola, de Star Trek, de la Play, o de la Blackberry. El caso es que todo el mundo sabe mucho de una cosa en particular. Personalmente, yo cuando encuentro algo interesante, me dedico a investigar todo sobre ello, y me crea una adicción deliciosa.
Ser freak es bueno. He establecido tres grupos distintos de freaks que triunfan:



-El freak por naturaleza. Es aquel que es así y no le importa, aunque quizás es demasiado freak, incluso para los freaks. Aún así, suelen ser sorprendentemente graciosos, aunque se necesita un sentido del humor distinto al de la gente normal para poder reírse, a.k.a Sheldon Cooper.





-El freak exhibicionista. Este tipo de freak se aprovecha de su situación de freak para exhibir su excentricidad, apostando fuerte en cada cosa que dice y hace, por lo que la mayoría de las veces resulta muy convincente y a veces consigue crear moda, a.k.a Mrs. Lady Gaga.





-El freak oculto. Muy gracioso, pero a primera vista no parece freak. Las dudas se disipan cuando comienza a bromear, o cuando encuentras en su casa una estatua de un soldado imperial, como es el caso de Barney Stinson.






Yeah, ok, I know they're not real. Sheldon and Barney are only characters, and Gaga is just a facade. But they are role models for the rest, so they can make other people become a little freak, although not to that level.

I've recently realised I don't wanna be normal. After a while, it becomes really boring. How to be a freak, that's a question I can't answer, although my big changes consist on playing Call Of Duty, watching Star Wars, knowing the existence of most of the freakest videos, and looking for weird information about all of this.

I want you to hear this song that's been in my head since the last 2 weeks. I can't stop singing it, and it really makes me stand up and dance to it. Because I know I'm on the right track, baby, I was born this way...




Just be a freak!