Followers

jueves, 21 de julio de 2011

Jump.

Es sólo un minuto. En ese instante, sabes que estás en una encrucijada y que si no eliges bien, vas a lamentarlo el resto de tu vida.

Sientes vértigo, sientes como algo tira de tu estómago. Entonces sabes que deberías hacerlo. Que deberías saltar. Pero también sientes como el miedo se apodera de tus pies, haciéndote retroceder. En ese momento, esos segundos eternos, piensas en todo lo que podría salir mal.

A veces es mejor saltar. Gritar. Olvidar tu mente. Centrarte en tu cuerpo y conservar sólo una frase: "esto podría salir bien".

lunes, 18 de julio de 2011

Life.

Hace algo más de un año escribí esto:

¿Cómo algo tan perfecto puede estar tan mal hecho? El cuerpo humano... ese gran desconocido dentro del que vivimos. Es tan ridículo como fascinante. ¿Por qué no podemos vivir para siempre? Creamos cosas para no poder disfrutarlas. Hacemos cosas que no sirven más que para quitarnos nuestro preciado tiempo. ¡Cosas que no nos gustan! ¿Es eso lógico? Nos ordenan lo que debemos hacer, y nunca llegamos a disfrutar un día entero, a veces por nuestras propias trabas. No puedo cumplir mis sueños, porque son efímeros, y cuando pudiera, ya no querría.
Todo lo dejamos escapar.
En especial, el tiempo. Y el amor.

Todos nos paramos a pensar alguna vez en qué hay después de la vida. Bueno, en realidad yo nunca me paro a pensar en ello. Intento que sea una verdad innegable, pero que me permita seguir soñando.

La verdad es que me da miedo. Y con las cosas que me dan miedo tengo dos opciones: pensarlas a fondo o dedicarles un segundo. Prefiero lo último. Al fin y al cabo, ¿merece la pena pensar en algo en lo que no podrás pensar cuando llegue?

jueves, 14 de julio de 2011

Hearts.

El otro día me vino una pregunta a la cabeza:

"¿Cómo puede cambiar tanto un corazón?"

Pero en realidad, pensándolo bien, no es que los corazones cambien. Sólo evolucionan, se adaptan, intentan sobrevivir.

Y no importa el tiempo que tarde en hacerlo, porque un corazón no sabe si han pasado minutos, horas, días o meses. Sólo entiende de escalofríos, de sonrisas y de dolor. No puede ver, se guía únicamente por instintos, intuiciones, sensaciones...

Quizás sólo necesita un minuto o un segundo para darse cuenta de todo. Y no sirve de nada que el cerebro intente hacerle entrar en razón. El corazón reacciona cuando quiere hacerlo.

lunes, 11 de julio de 2011

N.


Porque él siempre dice que no le gusta mirar a la cámara, que es mejor que parezca que no estás posando. Porque me encanta escucharle hablar del pasado, un pasado difícil, lleno de pobreza y de hambre, pero también de juegos, sonrisas y canciones.

Porque sabe bailar tango, le encanta montar en bici y lee novelas históricas. Porque ve "Saber y Ganar" y los documentales de la 2.

Porque se enfurruña, pero yo le entiendo porque he heredado su mismo tipo de cabreo.

Básicamente, porque es mi abuelo, hoy es su cumpleaños y sé que no leerá esto, pero a veces no se trata de hacer algo para alguien, sino para uno mismo. Con el corazón.


jueves, 7 de julio de 2011

So kiss me.

¿Por qué se harán las cosas esperando algo a cambio?

Es verdad que siempre se debe dar algo a cambio, pero ese algo puede ser una sonrisa, un beso o una caricia. Tan simple como eso. Y muchas veces ni nos fijamos. Pero lo que deberíamos hacer es sentir un poco más y dejar de medir tanto las cosas.

Es maravilloso recibir un beso, pero mucha gente se pierde la sensación que se tiene al darlo.



miércoles, 6 de julio de 2011

Spoiled.

I wonder if parents ever think of their sons as people, and not a part of them. Being impartial would be the solution to soooooo many problems...



martes, 5 de julio de 2011

Because trying is winning.

El dolor se olvida.

Por eso el ser humano tropieza tantas veces con la misma piedra. Por eso lo intenta una y otra vez, y vuelve a levantarse aunque vuelva a fracasar. Porque se olvida de lo que sintió al caerse.

Algunas veces son las cicatrices las que nos impiden correr nuevos riesgos. Sin embargo, en otras ocasiones conseguimos borrarlas, o quizás ocultarlas para poder seguir adelante. Sólo hay que encontrar esa mano que las tape.


Adoro esta canción, por cierto.

it's been a while since everyday and everything has felt this right...

viernes, 1 de julio de 2011

Beauties varias. (Getting physical part II).

Volviendo al tema del físico, hoy se ha sentado frente a mí una chica en el tren. Una chica guapa, para qué negarlo.

Y algo en mi cabeza me ha susurrado: "¿envidia?". ¿Envidia? ¿Por qué queremos ser como otra persona? Muchas operaciones de estética se basan en conseguir "la nariz de ésta o aquella otra...". Quizás me parecieran más bonita su nariz, su boca o sus dedos de los pies, pero ella es ella. Y yo soy yo. Y copiar a alguien no es algo de lo que enorgullecerse, la verdad.



Es cuestión de saber sacarse partido. De mostrar tu lado bueno, porque eso es lo que la gente verá. Y no es que importe demasiado... pero todos sabemos que un cumplido o un piropo alimentan el alma mucho más de lo que queremos reconocer.

P.D.: En la foto, Marion Cotillard, otra guapa entre las guapas para mi gusto.