Followers

jueves, 14 de julio de 2011

Hearts.

El otro día me vino una pregunta a la cabeza:

"¿Cómo puede cambiar tanto un corazón?"

Pero en realidad, pensándolo bien, no es que los corazones cambien. Sólo evolucionan, se adaptan, intentan sobrevivir.

Y no importa el tiempo que tarde en hacerlo, porque un corazón no sabe si han pasado minutos, horas, días o meses. Sólo entiende de escalofríos, de sonrisas y de dolor. No puede ver, se guía únicamente por instintos, intuiciones, sensaciones...

Quizás sólo necesita un minuto o un segundo para darse cuenta de todo. Y no sirve de nada que el cerebro intente hacerle entrar en razón. El corazón reacciona cuando quiere hacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario