Followers

jueves, 15 de septiembre de 2011

Bonds.

Me da miedo que ya no exista nada que una a las personas.

Hace unas décadas, un beso lo significaba todo. Parecía lógico que el matrimonio fuera el lazo eterno. Los hijos eran, son y serán el vínculo definitivo, pero ni siquiera ellos consiguen mantener esa unión en ocasiones. ¿Qué le queda al amor para mantenerse vivo? ¿Cuál es la fórmula?

¿Es porque al ser algo que empieza con tan poca lógica, si acaba es de la misma forma? Ni siquiera los que lo sienten pueden explicarlo.

2 comentarios:

  1. Hola

    Mi nombre es Katty y soy administradora de un directorio web/blog gratuito, vi tu blog me gustaría agregarlo a el, así lograr que mis visitas conozcan tu blog, espero tu respuesta.

    Te dejo mi email para que me escribas
    katty.caceres28@gmail.com

    Éxitos con tu site.
    Katty.

    ResponderEliminar
  2. Siempre habrá algo que una a las personas, en última instancia, la pura necesidad.

    Hablas del matrimonio como lazo eterno, de los hijos como vínculo definitivo. Creo que dejas atrás a los verdaderos protagonnistas. Es un hecho que el amor se transforma (por no decir que simplemente acaba); ¿realmente crees que una pareja que ya no siente amor debe continuar conviviendo por la única razón de tener hijos en común o por haber firmado un papel?

    ResponderEliminar