Followers

sábado, 7 de enero de 2012

Sueños posibles.


Sueño con una ventana. Una ventana enorme, del suelo al techo, y entreabierta, por la que entra la luz de un día perfecto. Sueño con despertarme y sentir el sol. Sueño que abro los ojos y estoy en una cama gigante, con sábanas blancas, y un dosel también, por qué no, para sentirme como una princesa de cuento. En mi sueño no hay prisa por levantarme, así que vuelvo a cerrar los ojos y sonrío un poco. Sueño con un beso de buenos días que me haga sonreír del todo.  Estamos envueltos entre esas sábanas tan blancas, como en las películas. Tengo el pelo enmarañado, y me da igual. Sueño también con cosquillitas, para empezar el día relajada.


Me doy la vuelta y abro por fin los ojos, y veo esos otros ojos mirándome; los del beso, los de las cosquillitas, los de la sonrisa. Y una pregunta con la voz más dulce del mundo: ¿Qué tal has dormido? Y sigo soñando. Sueño que, después de unas cuantas bromas acerca de si he roncado o no, otras tantas cosquillas a traición y unas cuantas peleas sin fuerza, nos levantamos por fin. Sueño que me asomo por la ventana y veo la ciudad a mis pies, radiante por el sol. Las cortinas, también blancas, se mueven un poco por la brisa templada que entra.

Sueño con música. Música para levantarme, música para preparar la comida, música todo el tiempo. Sueño con un armario lleno de ropa, un baño lleno de maquillaje y unas paredes llenas de cuadros nada típicos. Quizás anuncios gráficos, fotos o mensajes curiosos. Nada de normalidades.

Sueño con llegar a casa medio cansada y quitarme los tacones, y con un abrazo que consiga tirarnos al sofá.  Sueño con ver la tele un rato apoyada en ti, o tú en mí. O las dos cosas.



Sueño con kilos de lencería. Sueño con la misma habitación de por la mañana, pero ahora es de noche y todas las luces de la ciudad dejan la habitación débilmente iluminada, medio a oscuras, perfecto. Sueño con un ‘te quiero’ cuando crees que ya me he dormido, y con otro cuando crees que aún duermo. Sueño con hablar de nuevas ideas. Sueño con imaginar.

Pero sobre todo, sueño con tener tiempo para seguir soñando. Sueño con poder vivir todos esos sueños. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario