Followers

sábado, 14 de abril de 2012

Plain Old Vanilla.

La esencia de La Magia la perdemos con el tiempo. No me refiero a crecer esta vez, sino al curso de la Historia. Hace unas décadas, todo era tan difícil, tan impreciso... tan mágico.

Vivimos en un tiempo de desconfianza y no nos agrada correr riesgos. Necesitamos seguridad. No creemos en la palabra de nadie, y no nos importa que la tecnología esté ahogando poco a poco a La Magia, con tal de que podamos saber cuanto antes si ha llegado nuestro mensaje. El problema es que lo fácil, lo cómodo... se acaba antes. Se olvida antes. La ilusión se nos escapa entre las teclas de los móviles.

Me encantaría que se abriera de nuevo esa caja que lleva años recopilando esa Magia, para así recuperar ciertas cosas. Quiero el esfuerzo de rebobinar un cassette para volver a escucharlo. Quiero escribir "querido..." con mi propia letra, con tinta que manche el papel más de la cuenta y quizás tramos borrados con lágrimas. Quiero esperar días para recibir la contestación. Que exista auténtico miedo al escribirlo todo, sin poder volver atrás y jugándotela al momento en que ése alguien lo lea todo. Y abrir el buzón dos o tres veces al día, temblando de nervios. Quiero incluso La Magia de aquello que nunca viví, como conducir un descapotable sin llevar cinturón o poner un disco de vinilo.



No estaría de más salir a la calle sin teléfono. Quedar con alguien en un sitio sin la necesidad de llamar, sólo confiando. Basándose en la pequeña promesa de esa persona. "Allí estaré." ¿No decimos a veces que necesitamos salir de la rutina y perder el control? Eso es perder el control. Es arriesgar, esperar, ilusionarse. Imaginar más. Creer en La Magia.

Pienso todo esto mientras escribo en frente de la pantalla de un ordenador. Pero, ¿acaso no pueden coexistir ambas cosas sin mezclarse? ¿Sin que La Magia se vea obligada a comprimirse en aparatos electrónicos?

Lo útil y lo mágico no deberían haberse conocido nunca.


2 comentarios:

  1. "Lo útil y lo mágico no deberían haberse conocido nunca." Como diría cierto personaje que sabía combinar ambos: "Absofuckinglutely".
    Qué triste es que se haya cumplido aquella norma de que el agua sigue el curso más favorable, más "útil" para ella; sin embargo ya construimos presas para cambiarlo, ¿seremos capaces de volver a conseguirlo en favor de La Magia?. Todo reside en la voluntad.

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo solo en parte aunque sí, querer es poder.

    Gracias por el artículo,
    un saludo,
    Francisco M.

    ResponderEliminar